© 2016 NEWSODN Compagnia di Maria Nostra Signora
  • Martes, 17 Octubre 2017
  • San Ignacio de Antioquía

Espacio familia

Trabajamos para que las personas recuperen la dignidad, valoren su propia vida y la de las otras personas como seres únicos e irrepetibles

Septiembre 2013 | Equipo Espacio Familia, odn (Formosa, Argentina) | Experiencias

Hace más de 400 años, Santa Juana de Lestonnac tuvo un sueño: tender la mano a las situaciones de dolor, a los más excluidos de su tiempo en una realidad concreta. Los rostros que reconocemos en nuestro hoy son diversos, como diversas son las necesidades que los golpean. La violencia de género es una constante que atropella la dignidad y los derechos de miles de mujeres. Sentimos que el Señor nos ha confiado enfrentar este desafío como labor y presencia educativa, que la vida “clama y reclama” en la Misión de ser y hacer al estilo de Juana de Lestonnac, para implicarnos en la construcción del Reino.

Desde el Espacio Familia tres mujeres: Mirta, Vivian y la Hna. Rosa trabajamos para que las personas excluidas recuperen la dignidad, valoren la vida y tengan autoestima por su persona como ser único e irrepetible. Siguiendo los pasos de Santa Juana trabajamos en la promoción de la mujer a fin de que se empodere y lograr equidad y justicia de género.

Buscamos sensibilizar, concientizar, formar para transformar y erradicar la violencia en todas sus formas y promover los valores humanos y cristianos. La escucha está abierta a todas las mujeres que necesitan hacer palabra las vivencias, el dolor o el ultraje al que están sometidas. Además, la llama encendida circula y se aviva de mano en mano a través de la posibilidad de participar y capacitarse que se ofrece a las familias más humildes en temas de violencia de género, violencia en el noviazgo, trata de personas, maltrato a menores, etc.

Contamos con un espacio semanal de escucha, reflexión y formación; un programa radial mensual para aclarar derechos, informar, hacer tomar conciencia. Talleres especiales sobre violencia y maltrato, abiertos a toda la población con especialistas de la Secretaria de la Mujer; participan profesionales amigos de la Compañía que gratuitamente vienen a colaborar con nosotras desarrollando talleres que nos ayudan a crecer. Talleres terapéuticos de pintura y reciclado, reuniones barriales para concientizar, atención individual a personas con problemas de violencia; acompañamiento de casos que requieren la intervención de la justicia.

No es una tarea fácil ya que el hombre tiene muy introyectado su poder sobre la mujer. Nuestro trabajo provoca ciertas reacciones en algunos sectores. Por otra parte, la mujer cree que debe aceptar una situación de violencia para sobrevivir.

Poco a poco se hace público el tema, permite el empoderamiento de aquellas que estaban paralizadas por el miedo o por falta de contención y ayuda. Esta Misión nos hace sentir que estamos siempre en camino, porque estamos convencidas que el amor todo lo puede y que un mundo sin violencia es posible.

Descarga el artículo entero aquí
 

AÑADIR COMENTARIO

0 Comentarios

Experiencias