© 2016 NEWSODN Compagnia di Maria Nostra Signora
  • Martes, 12 Diciembre 2017
  • Nuestra señora de Guadalupe

¿Sabemos lo que comemos?

La huerta escolar como estrategia de enseñanza.

Noviembre 2015 | Nagore Murua (Bergara, España) | Misión educativa

El pasado 6 de octubre, aprovechando la reunión de titulares de Madrid, se procedió al reparto de los premios de la primera edición de los Premios Lestonnac. En nuestro caso obtuvimos una mención especial por el proyecto “¿Sabemos lo que comemos?” El proyecto permite poner en práctica un aprendizaje cooperativo basado en la resolución planificada de problemas, así como un eficaz desarrollo de actitudes más comprometidas con nuestra naturaleza. Como el Proyecto abarca todas las etapas de la escuela, desde un principio se marcó un rumbo en la metodología, teniendo en cuenta la diferencia de edades, la diversidad entre los alumnos, ya que creemos que es vital para toda la comunidad educativa un proyecto donde cooperativamente y colaborativamente se pueda trabajar y a la vez aprender activamente.

TÓPICO DEL PROYECTO
La primera pregunta que uno se puede hacer es, y ¿Por qué una huerta escolar? La huerta escolar como estrategia de enseñanza permite educar a las nuevas generaciones en temas vigentes y de gran importancia como el cambio climático, en un espacio donde los estudiantes se acercan al entorno natural de manera espontánea y autónoma con el acompañamiento del docente, desarrollando experiencias significativas y transformadoras debido a que aprenden haciendo, encontrándose el maestro ante el desafío de compartir la jornada de trabajo con estudiantes interesados por el aprendizaje.

Así pues, la huerta escolar sirve para desarrollar capacidades de observación, exploración e investigación hacia nuevos conocimientos de la naturaleza y sus procesos, hacia el cuidado de los seres vivos y su estrecha relación con la existencia del ser humano.
Esta experiencia vivencial posibilita en los estudiantes el relacionarse, compartir, disfrutar y aprender para enriquecer su proceso de socialización, también es un espacio que les permite desarrollar una cultura emprendedora, trabajar en equipo, planificar actividades de manera conjunta, asumiendo responsabilidades y definiendo metas que terminan siendo comunes.

HILOS CONDUCTORES
En un primer plano, en el proyecto se plantean cuatro preguntas abiertas, donde se describen las comprensiones más importantes que los estudiantes deben desarrollar durante el proyecto:
1. ¿Qué nos proporciona la naturaleza?
2. ¿Cuidamos nuestro entorno natural?
3. ¿Comida normal o ecológica?
4. ¿Qué es el desarrollo sostenible?
Éstos serán los hilos conductores del proyecto. Son los objetivos generales, que los alumnos-as deberán ir desarrollando a través del proyecto. Es decir, son la esencia del proyecto, promoviendo sobre todo, la lógica en el saber hacer, más que en la lógica del saber.
Una vez que los objetivos diseñados son claros y responden a unas metas de comprensión, con un enfoque hacia la enseñanza, se diseñan actividades de comprensión, teniendo en cuenta los siguientes criterios:

ACTIVIDADES DE COMPRENSIÓN

1. Actividades que permiten a los alumnos-as construir y demostrar la comprensión de diversas maneras, teniendo en cuenta Taxonomía de Bloom, desde pensamientos de orden inferior tales como recordar, comprender, hacia unos pensamientos de una orden más superior como analizar, aplicar, evaluar y crear.
2. Actividades diseñadas atendiendo especialmente las Inteligencias Múltiples, dando oportunidad a los alumnos-as a expresarse y a trabajar a través de sus talentos o inteligencias.
3. Actividades que se puedan trabajar en diferentes áreas, para poder promover la transversalidad.
4. Actividades que se puedan evaluar a través de herramientas que proporcionen una valoración diagnóstica continua para permitir detectar y cubrir necesidades durante el proceso sin esperar hasta el final.

METODOLOGÍA
Estas actividades se llevarán a cabo a través del Aprendizaje Cooperativo: una metodología que trabaja por la escuela inclusiva donde todos y todas tenemos derecho a ser protagonistas de nuestro aprendizaje. Una metodología que ayuda a profundizar la cooperación y la colaboración entre todos. De esta manera, intentamos cubrir, la Atención a la diversidad, el Desarrollo de valores y el Desarrollo de las competencias básicas y de las inteligencias múltiples.
Además, nos propone mejorar de aquello que ya estamos haciendo para que nuestros alumnos-as estén más motivados en hacer. Estando más motivados, trabajan con más interés y aprenden mejor, de una forma más significativa, aquello que pretendemos que hagan. Los alumnos-as aprenden y contribuyen a que aprendan los demás. Y, consiguen este doble objetivo si, y sólo si, los demás también lo consiguen.

EVALUACIÓN

Teniendo en cuenta que nuestra metodología está enfocada hacia un trabajo cooperativo, no teníamos ninguna duda de que nuestra evaluación tenía que ser diferente. Una evaluación diagnóstica, un instrumento primordial adicional del y para el aprendizaje, donde las herramientas han de ser cualitativas que permitan una evaluación sin sacar a nuestros alumnos-as del contexto donde trabajan sus inteligencias a través del proyecto. Para ello, se van a utilizar herramientas que proporcionen una retroalimentación (feedback) y oportunidad para reflexionar (fichas de autorregulación), desde el inicio, durante y al final del proyecto. Será una evaluación centrada en el rendimiento de día a día teniendo en cuenta el punto de partida del alumno-a y cómo está ahora, ya que una valoración única final, no satisface las necesidades del aprendizaje de los estudiantes.

CONCLUSIÓN

Es un proyecto interesante, innovador e interdisciplinar que permite establecer múltiples conexiones con otros temas. El eje central del proyecto es “la búsqueda” que el alumno-a tiene que hacer constantemente para que su proceso y progreso de aprendizaje avance.

Como decía Winston Churchill...el éxito es la capacidad de ir de error en error sin perder el entusiasmo. Ç
 

Ver proyecto

Nagore Murua: profesora de Enseñanza Secundaria Obligatoria en Mariaren Lagundia Ikastola de Bergara; Responsable del diseño del proyecto “¿Sabemos lo que comemos?” que ha obtenido una mención especial en los Primeros Premios Lestonnac. 

 

AÑADIR COMENTARIO

0 Comentarios