© 2016 NEWSODN Compagnia di Maria Nostra Signora
  • Viernes, 23 Junio 2017
  • Santa Agripina

Palabras, palabras

El colegio Compañía de María de Tudela se une a la campaña “Entiende tu ciudad con Pictogramas” de la Asociación Navarra de Autismo (ANA).

Mayo 2014 | Mª Pilar Moreno Castillo (Tudela, España) | Misión educativa

Lenguaje a primera vista
Iván es hoy responsable de pasar lista en clase y sobre un panel va pegando las fotos de sus compañeros: Héctor, Elliot, Javier. "Hoy falta Erik", le dice a su educadora. Son las doce de la mañana y en el exterior del Aula de Transición luce un día espléndido, así que en el archivo personal en el que cada uno de ellos expresa e intenta comunicar su rutina, han colocado un sol radiante. En realidad se trata de un pictograma, uno de los muchos que componen el particular lenguaje del que se sirven las personas con autismo y, en nuestra aula, alumnos con un retraso mental severo asociado a un trastorno del lenguaje. A través de estos signos, que muestran figuras y símbolos, la realidad se torna más comprensible, clara y precisa.
Los pictogramas facilitan su comunicación, les dan una herramienta visual para adaptarse mejor a sus rutinas. Si no les damos facilidad para comprender el lenguaje, no entienden qué ocurre a su alrededor y surgen problemas conductuales: se tiran al suelo, se niegan a trabajar, se esconden debajo de la mesa... No saben ni dónde están. Sin embargo, si introduces una rutina, como por ejemplo una asamblea, ellos ya saben, en cuanto ven el “picto” en el que salen todos los niños sentados en círculo, que es la hora de la asamblea. Y la rutina se realiza.

Acciones, sentimientos, estados de ánimo, objetos, lugares... Los pictogramas representan realidades universales de forma muy concisa, independientemente de cualquier idioma. Con esta herramienta, que facilita el entendimiento de las actividades cotidianas, llevamos años trabajando en el colegio y hace unos días se unió a la campaña Entiende tu ciudad con Pictogramas, lanzada desde la Asociación Navarra de Autismo (ANA) por la que más de 2.000 lugares públicos y privados de Navarra están señalizados con su correspondiente pictograma: colegios, autobuses, taxis, hospitales, centros de salud, bares, restaurantes... Edificios de todo tipo son ahora más reconocibles para las personas con autismo y hacen visible la labor que se lleva a cabo en aulas como la nuestra, donde actualmente trabajamos, además de la orientadora del centro, una especialista en Pedagogía Terapéutica como tutora, y una educadora.

Lenguaje universal
En el Aula de Transición hay actualmente 5 alumnos de Primaria. Todos los días por la mañana, lo primero que hacen es sentarse y cada uno explica a través de los “pictos” lo que hizo la tarde anterior; mientras Elliot insiste en mostrar su archivo, en el que hay una bandera británica porque su padre es inglés y él asiste 2 días con su grupo de referencia a la clase de este idioma. En todos los casos las tareas son individuales, muy ajustadas a las necesidades de cada niño pero siempre guiadas por los pictogramas. De hecho, la carpeta en que los alumnos tienen los pictogramas con los que van construyendo su lenguaje, es uno de los pilares del trabajo cotidiano. Símbolo a símbolo, dibujo a dibujo, se entabla la comunicación entre las docentes y los niños.
El Aula de Transición es su aula, aunque cada uno está asignado a su clase de referencia por edad. Asisten con los otros niños a Música, Plástica y Educación Física, que son las áreas en las que pueden estar más integrados e interactuar más. Lo cierto es que el esfuerzo es notable y el grado de implicación muy alto: Contar qué hicimos ayer a través de los “pictos”, sentarse en el tapiz y hacer un cronograma con las fotos de los que están en clase, del día de la semana que es, y del tiempo que hace, lleva prácticamente toda la primera hora de la mañana. Esas tareas finalizan puntualmente con dos oraciones y una canción de buenos días. Y la jornada sigue su curso…

Iniciativa pionera y abierta
El proyecto Entiende tu ciudad con Pictogramas se presentó en noviembre del año pasado y va calando poco a poco en instituciones públicas y privadas. Su carácter es pionero en Europa y está abierto a cualquier comercio, negocio o edificio. La colocación de los pictogramas sirve para que los niños con autismo vean el mismo pictograma en su agenda diaria y en el lugar al que van, pero también, para eliminar las barreras de los idiomas, ya que son comprensibles a nivel universal; cualquiera los puede entender. El segundo objetivo de todo esto es sensibilizar hacia el autismo y hacia otras vías de comunicación aumentativa.

En la Ribera, el mensaje había calado menos que en la zona de Pamplona y, por eso, la Compañía de María en Tudela decidió abrir sus puertas y mostrar el día a día del Aula de Transición, con la aprobación de los padres de los alumnos que, como el personal docente, querían con este gesto dar la bienvenida a todos aquellos que quieran sumarse a la universalidad de los pictogramas.

Una bienvenida sin palabras al colegio Compañía de María
La presentación de la campaña de la Asociación Navarra de Autismo pretendía llegar a señalizar hasta 5.000 establecimientos en toda Navarra. En Tudela, el colegio Compañía de María inició lo que esperan que se convierta en un imparable efecto llamada, con la colocación de su propio pictograma en la entrada del centro. Este paso visibiliza la labor que durante años se ha llevado a cabo en el colegio, donde han ido creando sus propios recursos para dar respuesta a las necesidades del día a día. Si los dibujantes se adhirieron al proyecto creando 58 nuevos pictogramas, en el Aula de Transición están acostumbrados a añadir y reconstruir los “pictos” que ya existen. De esta forma, las propias profesoras añaden detalles que construyen nuevas realidades todavía no contempladas gráficamente.

Queríamos difundir lo que sucede en esta Aula porque desde que llegó la convocatoria del proyecto de la Asociación Navarra de Autismo, nos unimos. La decisión fue seguida de una solicitud del pictograma que ahora identifica el colegio en la entrada del edificio. Creemos que es también una forma de apoyo para que no solo en el aula o en sus hogares, los niños puedan comprender su entorno, haciéndonos eco del objetivo de una campaña que va encaminada a convertir los entornos desconocidos en lugares menos hostiles y mucho más acogedores.
 

Descargar artículo en PDF

Mª Pilar Moreno Castillo: obtuvo la Licenciatura de Psicología en la Universidad de Salamanca (2003). Ha trabajado como Profesora de Lengua Castellana y Literatura y Orientadora Escolar en Secundaria; también como Educadora de Menores del Servicio de Medidas de Medio Abierto de Navarra, y como Responsable de Itinerarios de Formación y Empleo tanto para personas con discapacidad intelectual como para mujeres desempleadas. Desde septiembre de 2009 ejerce en el nuestro centro de Tudela como Orientadora Escolar y coordinadora de la Unidad de Apoyo Educativo.

 

AÑADIR COMENTARIO

0 Comentarios