© 2016 NEWSODN Compagnia di Maria Nostra Signora
  • Domingo, 17 Diciembre 2017
  • San Lázaro

Educación personalizada

La persona, centro del aprendizaje.

Marzo 2015 | María Adelaida Acevedo (Medellín, Colombia) | Misión educativa

Desde hace algunas décadas se habla de educación personalizada como una propuesta educativa centrada en la persona, que se caracteriza por el hecho de que es el alumno quien toma la iniciativa de su aprendizaje, se apropia de el y lo aplica en su entorno; toma decisiones, piensa críticamente, capaz de compartir su aprendizaje y desarrollar al máximo todas sus potencialidades.

Para lograr esto, la educación personalizada se apoya en unos principios muy claros que se deben analizar y comprender. Estos se podrían agrupar en torno a tres grandes rasgos: La singularidad, la autonomía y la socialización.

La singularidad obliga a valorar los procesos de cada persona, a respetar su ritmo y estilo de aprendizaje, a descubrir sus necesidades, habilidades y debilidades. Es pensar en abrir un camino maravilloso hacia el descubrir cada vez cosas nuevas y mejores que lo lleven a la innovación y a la investigación.
La autonomía supone que el alumno elija libremente el trabajo y los materiales que va a usar, determine el nivel de profundización de las áreas, respetando los mínimos. El educador debe procurar que cada una de las actividades de la clase ayude a los estudiantes a crecer en autonomía y libertad para que cada vez tengan más herramientas para hacer una libre y acertada elección.

Es necesario que el alumno se ejercite en el juicio crítico, en la búsqueda de razones, en la investigación, en profundizar lo que escucha o en dialogar con los compañeros, en la búsqueda de la verdad y del saber.

La socialización quiere decir estar en apertura y disponibilidad hacia los demás. El maestro debe buscar que el alumno se relacione, se comunique, dialogue, discuta y se presente de forma espontánea como realmente es. Es por esto que el trabajo en equipo y la puesta en común cobran un valor muy especial, porque buscan que este comparta con el grupo los conocimientos y experiencias adquiridas para que enriquezcan el aprendizaje colectivo.

En este proceso el rol del maestro se transforma porque se convierte en guía, acompañante, motivador y dinamizador del aprendizaje. Debe crear ambientes adecuados con el fin de formar a los estudiantes para la vida, empoderarlos para que aprendan a aprender, a tomar decisiones, a ser transformadores de la sociedad, a fijarse metas y lograr objetivos.
 

María Adelaida Acevedo: Coordinadora de Pedagogía e Innovación, Comisión de Educación Formal, Provincia del Pacífico.


Descargar artículo en PDF

AÑADIR COMENTARIO

2 Comentarios

M Carmen Morcillo dice:
Soy M Carmen Morcillo, desde Bolivia te mando un fuerte abrazo, me encanto tu articulo. Queria felicitarte, animarte aseguir adelante y de paso te comento que, con M Luisa Luque de España tuvimos el regalo de llevar esta metodologia e nuestros colegios de Colombia en el 73, ANIMO ES UNA PEDAGOGIA EXCELENTE QUE CONCUERDA CON NUESTRO CARISMA COMO COMPAÑIA agradezco a Dios que tengamos en la Compañia educadoras como vos abrazos
beatriz cortes dice:
Soy Beatriz Cortes Hola Maria Adelaida: excelente articulo muy bien la sistensis me gustaría que siguieras escribiendo sobre la forma actual de la enseñanza personalizada y los criterios irrenunciable de las misma y su aplicación hoy en el aula, los beneficios de aplicarla y las corrientes pedagógicas que la sustentan. serian varios artículos como este,claro,sencillo y profundo. gracias.