© 2016 NEWSODN Compagnia di Maria Nostra Signora
  • Lunes, 16 Octubre 2017
  • Santa Margarita María Alacoque

Niños soldado

El mes de febrero Naciones Unidas dedica un día a recordar la utilización de niños soldado.

Marzo 2015 | Joaquim Alsina (Barcelona, España) | Justicia y Solidaridad

Es evidente que ningún Estado puede utilizar niños soldado. Pero sí es posible que sean utilizados por organizaciones que están en connivencia con los Estados.

Lo más habitual es reclutar niños por parte de guerrillas, organizaciones terroristas, que les obligan a hacer auténticas barbaridades. Lo que se explica de África, en países como Liberia, Sierra Leona, Costa de Marfil, R.D. del Congo, Ruanda,..., hace que nos avergoncemos de pertenecer al género humano. Se ha llegado a obligar a los niños a asesinar familiares, a veces a los propios padres, porque después ya no dudarán cuando tengan que mutilar o matar a cualquier otra persona. Y no podrán volver con su familia, si es que tienen tentaciones de hacerlo. También se explica que se les practica una incisión en la piel y se les pone droga para enloquecerlos todavía más y hacerlos más violentos. Lo que tantas veces se ha dicho y ha popularizado una película: Diamantes de sangre.

Las niñas a menudo son convertidas en esclavas sexuales. A saber qué estará pasando con las 200 niñas secuestradas por Boko Haram, guerrilla islamista integrista, al norte de Nigeria y con otros secuestrados posteriormente.
Se les roba la infancia y se les trastorna para siempre. Lo constatan las instituciones, como las que tienen los javerianos, que intentan reinsertar a los niños o jóvenes a la sociedad. Algunos de estos chicos han llegado a atacar a los religiosos que son sus protectores.

Misiones javerianes

El ser humano está capacitado para llevar a cabo las tareas más sublimes, pero también las más inverosímiles y demoníacas. Ahora asistimos al terrible drama que está protagonizando el Estado Islámico en el Próximo Oriente. En medio de una auténtica orgía de sangre y sadismo, está preparando niños para que, cargados de explosivos, estallen allá donde puedan hacer más daño. Se les roba la infancia, la conciencia, la vida.

El mundo tiene que reaccionar ante la barbarie. Sólo nos movilizamos cuando afecta a occidente. El caso de la revista Charlie Hebdo lo demuestra. Ha servido para darnos cuenta de lo que está pasando en varias regiones del mundo. La matanza de cristianos, y también musulmanes, en Iraq y Siria ya hace años que se está produciendo. Miles de decapitados y crucificados, centenares de miles de refugiados en otros países, caldeos, siríacos, chiitas, yaziditas ... Ha tenido que suceder el atentado de París para que la comunidad internacional abra los ojos.

Basta de matar y morir en nombre de Dios. Ni Yahvé, ni Alá, ni Dios Padre, Hijo o Espíritu Santo, ningún Dios pide sangre. Lo que es propio de las religiones es la misericordia, es decir, compartir el corazón con el prójimo. Compartir la vida, no la muerte.

Nunca más, ni en nombre de Dios, ni en nombre del ser humano!
 

Joaquim Alsina: Barcelona, España. Licenciado en Geografía e historia y en Teología. Profesor de bachillerato. Voluntario y miembro de la Permanente FISC-Catalunya y de Oxfam Intermón. Colabora en estas entidades preparando formaciones y escribiendo artículos sobre temas varios. Experiencias de cooperación en Bolívia, Ecuador y Paraguay. Participa en el Seminario de Doctrina Social de la Iglesia de la Facultad de Teología de Catalunya.


Descargar artículo en PDF

AÑADIR COMENTARIO

0 Comentarios