© 2016 NEWSODN Compagnia di Maria Nostra Signora
  • Viernes, 23 Junio 2017
  • Santa Agripina

Los pueblos indígenas

Un día del mes de agosto Naciones Unidas lo dedica a recordar los pueblos indígenas y los malos tratos a que fueron sometidos.

Septiembre 2015 | Joaquim Alsina (Barcelona, España) | Justicia y Solidaridad

Deberíamos empezar por decir que indígenas somos todos los habitantes originarios de un territorio. Hay palabras que se han convertido casi en un insulto, como indígena o aborigen. La blanca Europa ha llegado a poner en duda que los habitantes de otros continentes fueran seres inteligentes. En los siglos XV y XIX se preguntaban si tenían alma. Dando por supuesto que los europeos sí tenían. Tener alma no significa tener conciencia.

América, África, Asia y Oceanía han sufrido el dominio de Europa. Unos más que otros. Así en América, al ser totalmente ocupada por colonizadores (tan sólo algunos territorios de la Amazonía quedaron inexplorados), vio reducida su población entre el XVI y el XVII a una décima parte. Los malos tratos, el trabajo forzado y las enfermedades desconocidas produjeron este declive demográfico. África sufrió el expolio de sus hombres más fuertes y Asia se vio menos afectada al no ser sometidos más que algunos territorios. Además, al tener culturas ricas y milenarias les fue muy difícil a los europeos imponerse y asimilar las poblaciones asiáticas a la cultura europea. Oceanía presentaba unas características muy diferentes a las de Asia. Poca población y fácil de dominar.



En Estados Unidos y Canadá, los niños indígenas eran llevados a internados de mala fama y se les obligaba a hablar inglés y a olvidar su lengua, cultura y creencias. A los padres, si los reclamaban, se les decía que habían muerto. Hoy Canadá asigna al jefe de la alcoholizada y depauperada población indígena un sueldo similar al del primer ministro canadiense. En América central el caso más emblemático es el de Guatemala. Durante la colonia la selva guatemalteca preservó la vida de los indígenas que la habitaban. Hoy se calcula que hay unos 12 millones. Durante sucesivas dictaduras, en especial la del General Ríos Montt, entre 1982 y 1983, murieron más de 200.000 indígenas. El ejército entraba a sangre y fuego en poblaciones rurales donde torturaba y asesinaba sin contemplaciones. Durante este año 2015, Ríos Montt será juzgado por genocidio. Ya en 1979, la embajada de España fue asaltada por el ejército y murieron quemados los campesinos que habían pedido ayuda al embajador, Máximo Cajal. Entre los muertos el padre de Rigoberta Menchú.

 
Guatemala

En los Andes quedan muchos indígenas, especialmente quechuas y aymaras, porque vivían en regiones más inaccesibles y ello les permitió sobrevivir a la colonia y salvar su lengua. El caso de los guaraníes es la excepción, ya que los jesuitas los trataron bien, aprendieron la lengua, en lugar de imponer el castellano, y ayudaron a salvar su cultura. Así hoy, en Paraguay, el guaraní es hablado por la mayoría de la población.


África sufrió situaciones de violencia extrema, como el Congo bajo el rey de los belgas, Leopoldo. La población autóctona fue desprovista de sus tierras y sometida a trabajos forzados, torturas, secuestros y asesinatos. Según algunos autores, en 40 años se pasaría de 20 a 10 millones de habitantes. Caucho, marfil, todo tipo de minerales de la meseta de Katanga. Leopoldo se convirtió en pocos años en uno de los hombres más ricos del planeta.

 
El Congo del rey Leopoldo

Asia, como he comentado anteriormente, tenía mucha población. Esto hacía difícil convertir a sus habitantes a la cultura europea. La India es el caso más emblemático. Ocupada por los británicos, los indios fueron obligados a trabajar en plantaciones de té, algodón, yute, ... y a abandonar sus cultivos tradicionales y los trabajos artesanales. El inglés se convirtió en lengua de comunicación pero la población siguió practicando sus costumbres y sus religiones, algunas milenarias como hinduismo y budismo. Situaciones similares se dieron en Indonesia, Malasia, Indochina, ... y donde había poca población, como Afganistán, los británicos no pudieron ocuparlo de forma efectiva. Tan sólo por breves periodos.

   
Rickshaw: Señores y servidores                               Templo hindú  


 Plantación de te

Oceanía, un continente insular formado por multitud de islas, la más grande Australia, tiene una extensión algo inferior a Europa. Continente poco poblado, lo que permitió dominarlo totalmente. El caso de los aborígenes australianos es bien conocido. Los niños pequeños, sobre todo los mestizos, eran distribuidos entre familias de origen europeo e instituciones para que olvidaran su cultura, así se practicaba una curiosa forma de genocidio cultural, con muchos casos de pederastia. Fueron denominados la generación perdida. Hoy sólo quedan unos 50.000 aborígenes. Hace pocos años que el primer ministro pidió perdón por la forma de actuar de los europeos y sus descendientes.

 
J. Cook, explorador de las tierras australes                    Aborígenes australianos

Hay que mantener viva la memoria de lo que sucedió para que nunca más se vuelvan a dar situaciones como las descritas. Por desgracia el mundo no aprende del pasado y hoy todavía vivimos situaciones de fuerte injusticia. Lo que antes eran imperios hoy son multinacionales. Lo que antes eran colonizadores hoy son élites de los propios pueblos del Sur las que dominan y roban a sus habitantes. Hay que denunciarlo para lograr un mundo más justo.
 

Joaquim Alsina: Barcelona, España. Licenciado en Geografía e historia y en Teología. Profesor de bachillerato. Voluntario y miembro de la Permanente FISC-Catalunya y de Oxfam Intermón. Colabora en estas entidades preparando formaciones y escribiendo artículos sobre temas varios. Experiencias de cooperación en Bolívia, Ecuador y Paraguay. Participa en el Seminario de Doctrina Social de la Iglesia de la Facultad de Teología de Catalunya.


Descargar artículo en PDF

 

 

 

AÑADIR COMENTARIO

0 Comentarios