© 2016 NEWSODN Compagnia di Maria Nostra Signora
  • Viernes, 23 Junio 2017
  • Santa Agripina

17 de abril: Día Internacional de la lucha campesina

Homenaje a la lucha por la tierra y los derechos de los campesinos en todo el planeta.

17 de abril | Joaquim Alsina (Barcelona, España) | Justicia y Solidaridad

El mal reparto de tierras, los campesinos sin tierra, es una situación que se origina hace siglos, en Europa desde la Edad Media, y se ha agravado a lo largo de los siglos XIX y XX. Da la sensación de que esta situación no acabará nunca. En la España de la II República uno de los problemas más graves fue el mismo, la gran cantidad, dos millones de jornaleros, de campesinos sin tierra. Hoy, ¿ha cambiado algo en cuanto a latifundios en la mitad sur peninsular?

En África, Asia y América Latina estamos asistiendo, desde hace unos años, a la compra y acaparamiento de grandes extensiones de tierras por parte de estados y de grandes corporaciones multinacionales. Se trata de asegurarse alimentos y combustibles de origen vegetal o simplemente prever situaciones en un futuro más o menos lejano, cuando sean necesarias más tierras para proveer las respectivas poblaciones y obtener más beneficios.

Dos ejemplos:
Guatemala. Polochic. Campesinos se niegan a abandonar tierras, algunos mueren. Las cabañas donde viven son incendiadas. Oxfam inicia una campaña para que los campesinos puedan volver a sus tierras. La movilización apoyada por cientos de miles de firmas consigue que el gobierno guatemalteco dé la razón a los campesinos.

Paraguay. Curuguaty. El dictador Stroessner entregó tierras, que eran de todos, a los militares y amigos en un claro caso de nepotismo. Desde hace dos años, en Curuguaty, los campesinos reivindican sus derechos sobre estas tierras, las ocupan y se produce una auténtica masacre. Muchos mueren, otros desaparecen y otros son detenidos y se encuentran en huelga de hambre indefinida. Siguen la lucha, apoyados por Oxfam Intermón, y esperan que se restablezca la justicia. En Paraguay 1,6% de los propietarios poseen el 80 % de la tierra. Una situación de injusticia que clama al cielo. Avionetas pasando fumigando sin tener en cuenta ni los trabajadores de los campos ni el medio ambiente, unos y otros gravemente contaminados. Soja y soja transgénica se han convertido en el principal producto de exportación del país. Frente a esta situación, la ONG FISC de Lestonnac procura huertas comunitarias en el país para los campesinos con el fin de alcanzar un estatus de soberanía alimentaria para la población.

Podríamos añadir el desplazamiento de agricultores para urbanizar terrenos en China y hace muchos más años, más de 25, el defensor de los sin tierra, de los trabajadores del caucho y de los indígenas en Brasil, Chico Mendes, fue asesinado por fazendeiros. Es evidente que, como los campesinos no tienen fuerza social, capacidad de ser un lobby, todos abusan de ellos.

En pleno siglo XXI, es inexplicable que se vivan situaciones más propias de épocas pretéritas que de la actualidad.

La tierra para quien la trabaja, porque tenemos fe en que un mundo mejor es posible.
 

Descargar artículo en PDF

Joaquim Alsina: Barcelona, España. Licenciado en Geografía e historia y en Teología. Profesor de bachillerato. Voluntario y miembro de la Permanente FISC-Catalunya y de Oxfam Intermón. Colabora en estas entidades preparando formaciones y escribiendo artículos sobre temas varios. Experiencias de cooperación en Bolívia, Ecuador y Paraguay. Participa en el Seminario de Doctrina Social de la Iglesia de la Facultad de Teología de Catalunya.

 


AÑADIR COMENTARIO

0 Comentarios