© 2016 NEWSODN Compagnia di Maria Nostra Signora
  • Viernes, 23 Junio 2017
  • Santa Agripina

1 de febrero: día de Naciones Unidas dedicado al diálogo entre religiones

01/02/2014 | Joaquim Alsina (Barcelona, España) | Justicia y Solidaridad

A lo largo de la historia hemos asistido a momentos de violencia y a épocas de paz en el seno de las sociedades en cuanto a los practicantes de religiones mayoritarias o no mayoritarias. Los cristianos no somos inocentes ya que siglos pasados hemos asistido a persecuciones y expulsiones de judíos o musulmanes y, en este sentido, tan sólo hay que recordar la expulsión de judíos bajo los Reyes Católicos en 1492 y la expulsión de musulmanes por Felipe III el 1609. Hay que hacer un acto de arrepentimiento y pedir perdón como de hecho ya ha sucedido. Incluso hemos asistido a depuraciones por varias cuestiones dentro del propio catolicismo, como fue la supresión de la Compañía de Jesús a finales del siglo XVIII y la falta de comprensión ante obispos y religiosos como Monseñor Romero y el obispo Pere Casaldàliga el siglo XX .

Dicho esto, no nos podemos quedar en el pasado, tenemos que mirar qué pasa en el presente y qué relaciones se deben mantener con otros credos religiosos hoy y en el futuro . Es evidente que, en estos momentos, son los practicantes de religiones cristianas los más perseguidos en sociedades africanas y asiáticas, por parte de grupos extremistas e integristas afines a Al Qaeda o movimientos similares. Pondremos los ejemplos de Siria y Nigeria, dos de los muchos países que están viviendo y sufriendo esta violencia. Siria tiene un gobierno corrupto pero la alternativa podría pasar por grupos armados integristas islámicos que se han distinguido en los últimos tiempos por ocasionar masacres entre la población cristiana siríaca en sus versiones ortodoxas y católicas. Si estos grupos llegaran a gobernar qué pasaría con estas comunidades cristianas? Ya son muchos los que han abandonado el país. A nivel de Nigeria sucede lo mismo tanto con protestantes como con católicos en aquellas regiones de mayoría islámica.

Como indica la buena intención de Naciones Unidas para el 1 de febrero , hay que establecer diálogo y puentes o restablecerlos si se han roto con aquellos grupos que se niegan a aceptar a los que son diferentes en el seno de sus sociedades. Es difícil pero no imposible. Podría el Vaticano emprender algún tipo de acción para mejorar la situación? Podría ser la Comunidad de San Egidio, la que lo hiciera? Por lo menos, lo que tenemos que intentar desde occidente es no criminalizar todos los integrantes de una religión y mantener el máximo respeto hacia los demás. En 2001, atentado a las torres gemelas, escribí que los grupos que instigaron el atentado no existirían si no se hubieran criminalizado sobre todo desde la administración Bush.

DIÁLOGO, fácil y difícil. Ojalá que, también desde Naciones Unidas, ya que están representadas todas las naciones del mundo, no sólo se hable y se tengan buenos deseos, que se actúe en aras a lograr el clima de paz al que tenemos derecho todos los habitantes del planeta, independientemente de la religión que se practique. Esperamos que mejorando el nivel cultural de determinados pueblos se ayude también a mejorar la situación. Porque seguimos creyendo que un mundo mejor es posible.
 

AÑADIR COMENTARIO

0 Comentarios